2 de abril de 2018

Reseña #40: El sendero a Oeria.

¡Hola y bienvenid@s un día más a mi blog!

Espero que hayáis tenido un buen inicio de semana y es que hay que llevar el lunes con positividad. Sigo con un buen ritmo de lecturas por lo que tendréis un buen ritmo de reseñas y como habéis visto en el título hoy os vengo a reseñar El sendero a Oeria. Antes de empezar me gustaría agradecer al autor por darme la oportunidad de leer y reseñar su libro, y ahora sí, empezamos.

• Título: El sendero a Oeria.
• Título Original: El sendero a Oeria.
• Autor/a: Alex S. Agüera. 
• Género: Ficción contemporánea. 
• Saga: Quizás.
• Editorial: Punto Rojo.
• Páginas: 474
• Precio: 16'15 euros.
• ISBN: 978-84-16722-92-1
SINOPSIS:«Tu destino está escrito en esa carta. . .»: Esas fueron las últimas palabras que Erien Larhan, un joven de diecisiete años, escuchó en el lecho de muerte de su padre. En la carta mencionada, descubre que él realmente pertenece a un mundo llamado Oeria. Cierto día, un misterioso chico llamado Kai, se presenta en su casa alegando que él es el encargado de llevarle hasta su nuevo mundo. A partir de ese instante la vida de Erien cambia por completo, y es inmerso en un emocionante viaje en el cual nada es lo que parece. Tras unos acontecimientos, descubre que su acompañante es alguien con unas capacidades increíbles y a la vez aterradoras. Oeria es un mundo que desborda fantasía y peligros a partes iguales, y que pondrá a Erien a prueba; llevándole hasta el límite de hacer cosas que jamás habría podido imaginar.



El autor contacto conmigo para pedirme que leyese su libro y que compartiera mi opinión, este año estoy intentando leer más autores nacionales así que me venía perfecto y además era un libro con una sinopsis que me llamó mucho la atención. Erien, nuestro protagonista, descubre una carta después del fallecimiento de su padre en la que le cuenta una historia que, al principio, le parece poco creíble y que luego le conducirá a una gran aventura. En la carta Erien descubre que no es de nuestro mundo, y que tiene una hermana en aquel lugar de donde viene y que debe buscarla. Como ya he dicho a Erien le parece una locura pero tras la aparición de Kai  se da cuenta de que es cierto y que debe acompañar a su nuevo amigo a su verdadero mundo. Después de recorrer un largo camino hasta su nuevo hogar, Erien, ingresa en la Academia donde hará nuevos amigos y descubrirá qué son los adeptos, seres humanos con poderes increíbles y que deben proteger a los ciudadanos de Aralia de unos terroristas.

Con esta premisa solo puedes querer continuar leyendo y conocer más este mundo y todos los secretos que encierra. Y ya os digo que no os arrepentís de adentraros en él, el autor crea un mundo completamente genial, con magia y tecnología. Lo que más me metió en el mundo fue toda la historia que lo envuelve, como un país totalmente real. Y lo que más me gustó de este mundo fueron los seres mágicos que viven en sus rincones y la magia que tienen algunos de los seres humanos, los adeptos. Me encanta creer en la magia, en los poderes y en los seres "especiales" y este libro nos regala todo eso y más.

Al principio los capítulos sí se me hicieron algo lentos y no veía la hora de que llegara la acción pero sobre la mitad del libro no podía parar de leer. En cada capítulo pasaba algo que me mantenía pegada a sus páginas y a pesar de que quería dormir era lo último que quería hacer.

Hablando un poquito de los personajes, son muchos y muy variados. Tenemos al grupo principal de amigos que son como una piña que se cuida las espaldas constantemente y, al igual que el resto (incluyendo los más secundarios) están muy bien construidos. De verdad que hay mucha variedad de personalidades y gusto dentro de éstos y es de agradecer que no todos sigan una misma línea que solo parecen corta y pega. Me encantó el desarrollo de la amistad entre Erien y Kai como poco a poco se van convirtiendo en mejores amigos y la forma en la que tienen de ayudarse el uno al otro, sobre todo Kai, que le da mucho a Erien sin pedir nada a cambio. Lo que no me gustó de nuestro protagonista es que parecía demasiado inocente y que se lo creía todo, y eso hacía que me pusiese de los nervios la mayor parte del tiempo.

En resumen, la trama resulta muy interesante y llena de fantasía, además de que te atrapa sin que apenas te des cuenta. Amé los poderes que tienen cada tipo de adeptos, las batallas que tienen los protagonistas y como se van desenvolviendo las cosas. Tampoco puedo quejarme de giros argumentales porque hay bastantes y ni siquiera los ves venir y cuando empiezan a desvelarse las cosas solo falta que te de un infarto de lo emocionante que puede llegar a ser. Como ya he dicho antes, llega un punto en el que el libro se lee solo y a pesar de la complejidad del mundo que crea el autor no es nada difícil de comprender y todo está muy bien explicado.

Algo que no me gustó tanto fueron los diálogos innecesarios que te encuentras algunas veces y que no aportan nada a la historia y que te hacen el comienzo de la lectura algo tedioso. Tampoco me gustó los rápidos que son los sentimientos de Erien, se enamora muy rápido u olvida su vida anterior en seguida y eso me chocó un poco.También me costó un poco acostumbrarme a la forma de escribir del autor pero es algo poco importante.




2 comentarios:

  1. He leído del libro en Twitter, pero por ahora no termino de animarme a leerlo :)

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Me suena el nombre pero creo que no lo había visto antes... de todas maneras creo que este no es para mi.
    Un beso Nerea!

    ResponderEliminar