18 de octubre de 2017

Reseña #34: Mestiza.

¡Hola y bienvenid@s un día más al blog!

Como habéis podido apreciar este es el segundo día consecutivo que vengo por el blog y es que ahora tengo más tiempo por lo que voy a aprovechar para actualizar reseñas que tengo un montón pendientes y la lista va creciendo cada día, y eso no puede ser.

Como ya habéis visto en el título voy a hablaros de Mestiza, libro que me encantó y que me hizo enamorar de Jennifer L. Armentrout por completo.





Serías capaz de matar a quien amas?

Los Hematoi provienen de la unión entre dioses y mortales; y los hijos de dos Hematois de sangre pura tienen poderes divinos. En cambio, los hijos de Hematois y mortales, no. Los mestizos solo tienen dos opciones: entrenar para ser centinelas, cazando y matando Daimons, o convertirse en sirvientes en las casas de los puros. Alexandria prefiere arriesgar su vida luchando antes que limpiar retretes, aunque de todas formas, puede que termine en los barrios bajos.
Hay reglas muy estrictas que los estudiantes del Covenant deben seguir. Álex tiene problemas con todas, pero especialmente con la regla número 1:

«Las relaciones entre pura sangre y mestizos están prohibidas».

Por desgracia, Álex se siente atraída por Aiden, un pura sangre irresistible. Aunque enamorarse de Aiden no es su mayor problema; mantenerse viva hasta su graduación en el Covenant y llegar a ser centinela sí lo es. Si no cumple con su deber, se enfrentará a un futuro peor que la muerte o la esclavitud: se convertirá en un Daimon y Aiden será su cazador. 
Y eso, no es nada bueno.




Alex vive entre mortales a pesar de que no pertenece a ese mundo pero, junto a su madre tienen que pasar desapercibidas desde que se fugaron del Covenant. Cuando parece que todo va bien un grupo de Daimons aparecen y nuestra protagonista se ve arrastrada de vuelta en la institución de la que huyó y ahora tiene que decidir sobre su futuro: entrenar de nuevo hasta ponerse al nivel del resto de estudiantes o servir en la casa de su padrastro. 

Soy muy fan de la mitología y, por norma general, me encantan todos los libros que tenga tintes de este estilo. Suelo quedar tan encantada con las historias que se cuentan que acabo investigando sobre la raíz de todo hasta el punto de la obsesión. Desde el primer momento, como ya habréis notado, tenía las expectativas por las nubes e iba con miedo de que al final me llevara una decepción pero eso no pasó.

Conocía otros libros de la autora aunque no las había leído pero de esta saga en concreto no había visto nada hasta hacía muy poco. Desde el primer momento te metes en la historia, no cuesta nada entender el mundo que crea la autora y es muy fácil localizarte en la trama. No quiero meterme mucho todavía en los personajes pero, en general, me gustaron mucho porque les vi una personalidad y unas relaciones complejas, ninguno se me hizo insoportable y ninguno me pareció que sobraba. Me encantaron los giros que da la historia conforme te vas acercando al final pero lo que más me enamoró del libro fue el tiempo en el que se desarrolla. Me explico, los personajes no se conocen de nuevas, ellos tienen ya un trayecto detrás antes de llegar al punto en el que empieza Mestiza, Alex y Aiden ya se conocían... Te queda muy claro que ellos ya tenía una vida en ese mundo antes de que tú, como lector, irrumpieras en él para conocer ese momento de la historia lo que le da ese toque de realidad que tanto me gusta a mí.

Al ser un principio de saga disfruté del libro sin estar asustada porque acabara mal, y si lo hacía todavía quedaban muchos libros para solucionarlo. Pasé los capítulos muy rápido y poco a poco me iba quedando enganchada de por vida a la autora.


Ahora hablemos de los personajes: Desde aquí digo ya que soy fan número 1 de Alex, es una protagonista fuerte, peleona y que no se deja engañar. Es ese tipo de chica que me hace querer parecerme a ella porque a pesar de tener sus debilidades y sus puntos flacos se enfrenta a lo que le viene y pelea hasta que no puede más pero nunca se rinde.
Aiden... otro amor más para la lista. Es el típico protagonista guapo, que parece que pasa de todo y que nada le importa pero que, en el fondo, no es así. Se preocupa por Alex y juntos hacen un equipo perfecto, es una pareja que se complementa a la perfección.
Y por último Seth, es un personaje que conocemos poco en esta primera parte y que tiene un toque arrogante que te hace volverte loca y ese toque de misterio que te atrapa hasta la médula en su historia. 

Para terminar, comentaros la ambientación o el mundo que crea la autora. En este mundo existen los semidioses, como en Percy Jackson o Hércules, que tienen hijos con la capacidad de manipular un elemento y los conocemos como los Puros. Y a su vez éstos pueden tener descendencia con un mortal, conocidos como Mestizos quienes están al servicio de los Puros y que, en este mundo, apenas tienen voz y voto. 

En resumen, es un libro con mucha acción que se lee en muy poco tiempo. Que como muchos libros de literatura juvenil tiene una historia de amor pero muy bien llevada. 
Si os echa para atrás que tenga tantos libros deciros que le deis una oportunidad porque es una historia muy bien llevado y que te deja con muchísimas ganas de ver qué va a pasar en las siguientes partes.


Me ha encantado

1 comentario:

  1. ¡Me alegro de que hayas disfrutado de la lectura! De la autora solo he leído la saga Lux (que bueno, de "solo" nada, que son siete libros...), y me gustó mucho su estilo. Leeré más libros suyos seguro, pero como la mayoría con sagas interminables, me da un poco de pereza, porque tengo las mil y una sagas empezadas >.<

    ResponderEliminar

¡Qué ilusión que vayas a dejar un comentario!
Me encanta leer lo que me ponéis y contestaros, conocer los diferentes gustos y opiniones es muy guay.
Eso sí, en este blog se comenta desde el respeto. Así que nada de insultos, spoilers y otras cosas hirientes.
Un beso :)