1 de marzo de 2018

Recopilación Micro Reseñas: El diario inconstante, El cuento de la criada...

¡Hola y muy buenas tardes a tod@s!

Después de mucho tiempo sin publicar entrada volvemos y dispuesta a ponerme al día con los comentarios y con todas las reseñas que tengo pendientes que son muchas. Hoy os traigo un montón de micro reseñas que tengo planeadas desde hace milenios ya y que he decidido juntar en una sola entrada para que no haya sobredosis de información.

¿De qué os voy a hablar? Pues es una variedad muy pero que muy loca porque, puede ser, que los libros no tengan ninguna relación entre sí. Hay poesía, hay un clásico, hay biografías... Lo que se dice un buen popurrí de toda la vida. Lo que no tengo muy claro todavía es si queréis que deje la sinopsis o directamente vuestra opinión, así que os animo a que me dejéis en los comentarios la forma que preferís.

Y ahora sí ¡Empezamos!


Había una vez una princesa... ¿una princesa? ¡¿Qué?! Había una vez niña que quería llegar hasta Marte. Érase una vez una mujer que se convirtió en una de las mejores tenistas del mundo y otra que descubrió cómo se da la metamorfosis de las mariposas.

De Frida Kalo a Jane Goodall, de Coco Chanel a Nina Simone, de las hermanas Bronte a Marie Curie este libro narra las extraordinarias vidas de 100 mujeres valientes y, además, cuenta con las ilustraciones de 60 artistas de todo el mundo.

Científicas, astronautas, levantadoras de pesas, juezas, chefs... cien ejemplos de determinación y audacia para las que sueñan en grande.






Este libro es completamente necesario en todas los hogares y escuelas del mundo. Nos encontramos con la historia de grandes mujeres de la historia, de lo que hicieron y lo importante que fueron.
Me ha encantado que se hable de lo que nosotras hacemos igual que el género masculino y que parece no importar tanto cuando no debería ser así. Es un libro imprescindible para educar en la igualdad y en el feminismo.

Desde aquí os ánimo a leerlo y a compartirlo con vuestras madres, hermanas, primas, amigas, hijas... Y con todo el mundo que os rodee sea mayor o joven. Para que vean lo necesario que es luchar por los derechos de la mujer y por la igualdad.




A veces, la verdad miente y es imposible no creerla. Por eso os ofrezco mis mayores mentiras. No os creáis una sola palabra". En las páginas de este libro, al que me gusta llamar mi diario inconstante (porque nunca fui capaz de llevar uno al día), no os ofrezco certezas ni consuelo. No encontraréis en él opiniones consolidadas por argumentos de peso, ni reflexiones que os cambien la vida. Pero sí puedo entregaros mis mayores miedos y mis falsas verdades para que hagáis con ellas lo que queráis: reconoceros en ellas, percataros de lo absurdas que son o preguntaros de dónde vinieron. Este libro no es para pensarlo, es para sentirlo. En él encontraréis el reflejo de mis sombras cuando caigo en lo más hondo y la luz que me trae de vuelta a la superficie.




Este libro ha resultado ser muy especial para mí. No voy a negar que me compré el libro porque Raquel me parece súper maja y me encantó desde el primer momento pero es que también escribe que da gusto. Es de los primeros libros de poesía que leo por placer y esos sentimientos que refleja me han desgarrado en muchos sentidos porque hasta no hace mucho yo me sentía igual y ha sido como verme reflejada en las páginas y he comprendido que no estaba sola.

La forma que tiene de reflejar esos sentimiento en cada palabra y en cada página me puso los pelos de punta y sé que tomé la decisión acertada de comprarlo y sí, voy a leer todo lo que saque porque me he quedado más enamorada de esta chica de lo que ya estaba.

Os lo recomiendo porque merece muchísimo la pena y ahora en amazon está muy bien de precio así que no tenéis excusa.
(Fuera de tema completamente, ¿en las próximas entradas queréis link para comprarlo? Decídmelo en los comentarios)



Amparándose en la coartada del terrorismo islámico, unos políticos teócratas se hacen con el poder y, como primera medida, suprimen la libertad de prensa y los derechos de las mujeres. Esta trama, inquietante y oscura, que bien podría encontrarse en cualquier obra actual, pertenece en realidad a esta novela escrita por Margaret Atwood a principios de los ochenta, en la que la afamada autora canadiense anticipó con llamativa premonición una amenaza latente en el mundo de hoy.

En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear, tal como imponen las férreas normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela —o si, aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir— le espera la muerte en ejecución pública o el destierro a unas Colonias en las que sucumbirá a la polución de los residuos tóxicos. Así, el régimen controla con mano de hierro hasta los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos su deseo.

Los peligros inherentes a mezclar religión y política; el empeño de todo poder absoluto en someter a las mujeres como paso conducente a sojuzgar a toda la población; la fuerza incontenible del deseo como elemento transgresor: son tan sólo una muestra de los temas que aborda este relato desgarrador, aderezado con el sutil sarcasmo que constituye la seña de identidad de Margaret Atwood. Una escritora universal que, con el paso del tiempo, no deja de asombrarnos con la lucidez de sus ideas y la potencia de su prosa.

Este libro me pareció muy bestia por todo lo que se cuenta en él. Lo que más te impacta es que es una realidad que podría suceder en cualquier momento. El trato que se le da a la mujer de objeto sin derechos y, sobre todo, la historia de las criadas que es repulsiva hasta decir basta.

Una de las cosas más significativas, para mí, del libro es que nuestra protagonista nació en un estado donde la mujer tenía plenos derechos y de repente se ve despojada de todos ellos y teniendo que vivir como una especia de máquina de procrear. 

La historia está narrada como si fuera una especie de "diario" (si lo leéis entenderéis las comillas) de Defred y no solo te cuenta lo que ha sucedido sino que te explica como se siente y puedes ver como era todo antes de esa realidad.

De verdad que es un libro que no tiene pérdida y que si no queréis leerlo por lo menos echadle un vistazo a la serie que me parece más increíble todavía. Es una historia que os hará reflexionar mucho y que os horrorizará a partes iguales porque es muy dura.




De este libro no he puesto sinopsis porque tod@s sabemos la historia de Romeo y Julieta.

Os parecerá una tontería las razones que me empujaron a leérmelo y fue viendo un capítulo de La que se avecina que me picó la curiosidad y en dos días se lee. No estoy muy acostumbrada a leer teatro pero no me resultó difícil.

Por el lenguaje fue un como más complicado que leer una adaptación pero se lee muy fácil y rápido así que si queréis leer un clásico y no morir en el intento es una buena opción.

La historia me gustó a pesar de no terminar de convencerme. La Celestina si que me gustó mucho pero este ha pasado sin pena ni gloria por mi vida y me da mucha pena porque es como la mayor historia de amor de la historia.



1 comentario:

  1. Los libros que nombras no están entre mis prioridades, aunque si tuviera la oportunidad de leerlos quizás me animara a leerlos... No se, ahora mismo no me atraen del todo :)

    ResponderEliminar