14 de noviembre de 2017

Hoy no vengo a hablaros de libros.

No siento que debería empezar la entrada con un saludo efusivo cuando no me siento así para nada. Si has visitado mi blog alguna vez y si eres seguidor sabes que no se caracterizada por ser constante. Podría echarle la culpa a miles de cosas como he podido acostumbrarme a hacer pero es solo culpa mía.

Mía por no haber hecho lo que debía hacer hace ya un año, dejar la Universidad. Leer y compartir cosas con el mundo es una de las cosas que más me gusta hacer, me gusta que se me escuche... Todos tenemos ideales u opiniones propias y merecen ser escuchadas. En estos últimos días he aprendido que cuando algo te hunde, te hace daño y no te deja hacer lo que realmente quieres hay que borrarlo de tu vida. Estudiaba Marketing e Investigación de mercados hasta hoy, digo hasta hoy porque es oficialmente cuando he dicho basta, esa carrera me estaba haciendo infeliz hasta el punto de afectarme mental y físicamente, he estado con problemas de sueño, he sido muy voluble con todo el mundo por no ser capaz de ser valiente y dar el paso. Siempre he tratado de dar la imagen de ser una persona a la que pocas cosas le asustan, pero estaba tan aterrorizada con la idea de dejarlo y no encontrar nada para mí que he pasado un año horrible. Tengo mil proyectos en la cabeza, quiero hacer muchas cosas que realmente me llenan como este blog y por culpa de esa "situación" no he sido capaz de llevar a cabo ninguna, no he sido capaz de hacer lo que quiero, de decir lo que quiero.

Creo que es una de las pocas decisiones de mi vida que realmente merecen la pena porque creo que ahí fuera hay algo que me motive que me deje expresarme y que me permita ser yo. Me voy a tomar un año fuera de los estudios para permitirme encontrar algo que me guste, algo que me llene y en ese año voy a desarrollar los proyectos que quiero, voy a dedicarle verdadero tiempo al blog y voy a hacerme escuchar en muchos aspectos, no soy solo libros y es aquí cuando empieza un proyecto que me permita demostrarlo.

Ahora lo que realmente os importa y por lo que estáis aquí es el contenido del blog, me voy a tomar lo que queda de noviembre libre, unos días para mí, para organizarme y pensar pero el 1 de diciembre vuelvo con muchas ganas a este proyecto que empecé hace algunos años y que se merece que dé mucho más de mí de lo que ya doy. Espero que realmente veáis el cambio y que podamos crecer poquito a poquito.

Y por último para todas esas personas que están pasando por algo similar, por el proceso de tomar una decisión difícil o cualquier cosa así os abro mi correo electrónico y, sobre todo, os invito a que me contéis lo que necesitáis contarle a alguien pero que no os atrevéis. Y si tenéis miedo de hacer algo apartad ese sentimiento y hacedlo porque las oportunidades se dan solo una vez en la vida.

"Aprendí que el coraje no era la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es quien no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo.- Nelson Mandela.

3 comentarios:

  1. Yo he empezado este año esa misma carrera, y además en modalidad bilingüe. Sinceramente, no ha sido para nada lo que yo me esperaba, y me da mucho miedo pensar que no me va a gustar, y sobretodo, me da mucho miedo pensar en cambiarme de carrera o simplemente dejar los estudios.
    Eres una persona muy fuerte por la decisión que has tomado, y ahora mismo, te envidio por haber podido dar el primer paso. Espero, de verdad, que durante este año descubras que quieres hacer realmente, sobretodo, no te agobies por las decisiones <3

    ResponderEliminar
  2. Solo puedo decir una cosa y es bravo. Muy pocas personas toman el pasa que tu has dado porque como tu muy bien dices están llenas de miedo. Sin duda eres una persona muy valiente y luchadora seguro que este cambio te trae muchas cosas buenas.
    Un beso y mis enhorabuenas ^^

    ResponderEliminar
  3. Hola, Nerea! Hace tiempo que vengo cotilleando tu blog y siguiendo tus contenidos. Sin embargo, hoy te escribo para darte la enhorabuena. Hay que ser valiente para decidir hacer lo que realmente queremos hacer. No siempre lo que creemos que es bueno para nosotras nos hace felices, hay que saber quererse a una misma, porque nadie va a vivir tu vida por ti. Por mi parte, espero de corazón que esta nueva etapa te ofrezca lo que realmente buscas: la felicidad absoluta. Seguiré leyendo tus contenidos y disfrutando de ellos cuando vuelvas.

    Un abrazo lechucil,
    May López

    ResponderEliminar

¡Qué ilusión que vayas a dejar un comentario!
Me encanta leer lo que me ponéis y contestaros, conocer los diferentes gustos y opiniones es muy guay.
Eso sí, en este blog se comenta desde el respeto. Así que nada de insultos, spoilers y otras cosas hirientes.
Un beso :)