13/12/16

Reseña #23: Entre tonos de gris

Hola a tod@s un día más!

Hoy os traigo una reseña nueva. Se trata de un libro que leí para una lectura conjunta de "Erase un club de lectura". Iba a publicarla mucho antes pero por unas cosas u otras no he podido pero ya la tenéis y espero que os guste.



Lina tiene quince años y está preparando su ingreso en una escuela de arte. Tiene por delante todo lo que el verano le puede ofrecer a una chica de su edad. Pero de repente una noche, su plácida vida y la de su familia se hace añicos cuando la policía secreta soviética irrumpe en su casa llevándosela en camisón junto con su madre y su hermano. Su padre, un profesor universitario, desaparece a partir de ese día.A través de una voz narrativa sobria y poderosa, Lina relata el largo y arduo viaje que emprenden, junto a otros deportados lituanos, hasta los campos de trabajo de Siberia. Su única vía de escape es un cuaderno de dibujo donde plasma su experiencia, con la determinación de hacer llegar a su padre mensajes para que sepa que siguen vivos. También su amor por Andrius, un chico al que apenas conoce pero a quien, como muy pronto se dará cuenta, no quiere perder, le infunde esperanzas para seguir adelante. Este es tan solo el inicio de un largo viaje que Lina y su familia tendrán que superar valiéndose de su increíble fuerza y voluntad por mantener su dignidad. ¿Pero es sufi ciente la esperanza para mantenerlos vivos?

Este libro resulta muy interesante a la hora de conocer lo que pasó con más países en la Segunda Guerra Mundial, gracias a él podemos darnos cuentas de que no solo el mundo se vio castigado por los nazis sino también por otros hombres que creían tener la verdad absoluta y que creían que su forma de pensar era la correcta y que acabaron por hacer daño a un montón de gente inocente. Este es un aspecto en el que creo que muchos de nosotros coincidimos y es que Hitler no fue el único villano en esa guerra, también lo fue Stalin.

El libro nos cuenta la historia de Lina, una joven con sueños que le fueron arrebatados cuando una noche son sacados de su casa. Vemos el viaje que Lina y su familia hacen a través del país hasta pasar por varios campos de concentración, también conocemos a otros personajes que les acompañan y que acaban por enamorarnos o acabamos por odiarlos. Este es un gran punto a favor de la historia, la gran variedad de personajes que se nos van desvelando a lo largo de toda la historia y que nos causan unas sensaciones u otras. En general sus personajes se robaron una parte de mi corazón (con alguna excepción) pero no me puedo entretener en describiros a todos así que iré al grano.

Lina me fascinó, es una chica que de repente deja su vida atrás para adentrarse en un viaje que no sabe como acabará pero a pesar de todo lo que tiene que pasar no pierde la esencia que le hace ser ella, sigue comportándose como una adolescente en muchos aspectos pero también vemos una evolución en ella que la hace más dura y una completa superviviente. Me encanta que plasme su experiencia en sus dibujos y que los mantenga como el diario en el que se desahoga, a pesar de que pasa por cosas muy duras que para cualquiera de nosotros sería muy difíciles de escribir, ella consigue reflejarlas exactamente como son con sus dibujos.

Jonas es el hermano pequeño de Lina y es uno de los personajes que más impactada me dejaron. Es un chico muy pequeño todavía como para pasar por lo que pasan y eso queda plasmado en su evolución a lo largo de la historia, pasa de ser un niño inocente a un hombre que tiene que trabajar, que enferma y fuma porque le han obligado a madurar demasiado pronto. Este personaje me causa ternura pero a la vez me pone triste pensar como chicos que tienen que jugar y ser felices se ven obligados a cambiar sus vidas y a pasar por situaciones muy duras por culpa de gente egoísta e ignorante.

Y para finalizar con los personajes me gustaría hablaros de Andrius y la madre de Jonas y Lina brevemente. Andrius me robó el corazón a pesar de que al principio me caía muy mal, me gusta como se porta con la familia de Lina y lo fuerte que es a pesar de lo que él mismo está viviendo. Y por último, la madre de Lina, es una mujer que tiene que fingir (en ocasiones) y que da todo por el bienestar de sus hijos, veo reflejada a cada madre del mundo, lo que le importan son sus hijos y se tiene que convertir en una madre coraje que tiene que proteger a sus hijos sola de la crueldad humana.

En resumen, "Entre tonos de Gris" es un libro que refleja una realidad muy dura que nos hace darnos cuenta de lo afortunados que somos. Es una historia bien construida y con una evolución, tanto en la trama, como en los personajes increíble. Ruta Sepetys crea un lazo inquebrantable entre nosotros y la protagonista, y con el cual no podemos evitar sufrir junto con ella.

Ha sido un placer realizar esta lectura a pesar del mal sabor de boca que se me quedó al terminarla pero que te deja una enseñanza, no seas ignorante y no creas que lo que tú pienses es lo correcto porque no existe una sola verdad absoluta.


Ha estado bien.

Aclarar que no le he dado más puntuación porque es un libro lento y duro (por la situación que se vive) y además quiero ser un poco más crítica con lo que leo porque le doy muy buena puntuación a todo.

2 comentarios:

  1. ¡Hola guapa!
    La reseña ha estado genial. Coincido contigo en esa admiración por la evolución de los personajes pero sobre todo por Jonas, el pobre tiene que vivir una situación tan dura siendo tan pequeño y aun así evoluciona tantísimo y crece tanto que es sorprendente.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Preciosa :)
      Yo creo que la evolución de todos ellos es lo más increíble del libro.
      Un besazo!!

      Eliminar